ESCUELA PEÑA DE MAGIA Y HECHICERÍA

EL TROVADOR DE LA ALJAFERÍA

El doncel Manrique de Lara, hijo de un noble zaragozano, tuvo una vida bastante azarosa. Uno de sus primeros percances, fue haber sido criado por una gitana lo que hizo que viviera su infancia en la pobreza pese a su alta cuna. Más tarde, para sobrevivir, se cultivó en las artes del canto y la poesía, convirtiéndose en trovador.

Cuando llegó a la juventud se enamoró perdidamente de una joven de la corte de la Aljafería llamada Leonor, de la que también estaba enamorado Antonio de Artal, hermano de Manrique, si bien ambos eran desconocedores de tal circunstancia.

Leonor favorecía los amores con Manrique, por lo que Antonio de Artal hizo que ésta fuera encerrada en un convento. Sin embargo, el Trovador la raptó y huyó con ella. Durante un tiempo vivieron juntos y felices, hasta que los encontraron y fueron castigados. El doncel Manrique de Lara fue encerrado en un torreón de la Aljafería al que ahora se llama Torre del Trovador y Leonor se suicidó ante tal desgracia.

Si tienes alguna duda, envía un correo a través de nuestro fuego fatuo.