Sueños de Eternidad

VIII (8)

Hemos creído siempre que el mundo era
el único lugar en el que podíamos creer.
Nos han dicho que sólo la Tierra era constante,
que sólo la materia de las cosas era eterna.
Nos han dicho que debíamos creer en nosotros mismos,
que todo el mundo era
un falso espejismo de sí mismo.
¿Pero por qué hemos de hacerlo?
Yo quiero confiar y que confíen en mí.
Quiero creer y ser creído.
Quiero amar y ser amado.
Quiero llegar más allá
de lo que dicen que es real.
Porque no he encontrado límites a los horizontes,
quiero llegar hasta ellos.
También quiero tener compañeros
en ese camino:
no quiero estar solo.
Quizás, algún día, llegue donde quiero
y mi sueño se habrá cumplido.
Gracias por haberme escuchado.

Nauta

Puedes contactar conmigo en: maese_j@hotmail.com