Sueños de Eternidad

CCI (201)

Atadas mis manos,
encarcelado en el aire,
sin poder tocarte.
Separado de ti,
de mi gran sueño,
porque tú quieres.
Mi alma te llama
cada mañana,
cada triste noche.
Mas no te tengo
y lloro en silencio
aunque no lo sepas.
Te necesito:
tu voz, tu sonrisa,
tus manos, tu rostro,...
Ojalá me quisieras
y sería feliz contigo
hoy, mañana, siempre.

Nauta

Puedes contactar conmigo en: maese_j@hotmail.com