NAVEGANTES DE LA PLUMA

Nº 14 - JUNIO 2004
DÉCIMO ANIVERSARIO

GOFRES CON NATA

Las dos niñas se besaban:
rastas rubio albaricoque,
caricias de porcelana,
labios de mil y un sabores...

Lamiendo lenguas la nata
sobre sus cuerpos de gofre,
gime una Venus salada
acariciando su monte.

Y en un viento escarlata
suena un aullido de golpe:
el cantar de las lesbianas
se estremece entre la noche.

Txaby


DOS ASTRONAUTAS VAN EN TREN
HACIA EL CENTRO DE LA CIUDAD

Un tren que sobrevuela cordilleras de papel.
Dos astronautas van en tren hacia el centro de la ciudad.
Tres jarabes contra el mal de amores.
Cuatro días para que tú y yo nos conozcamos.

Cinco curas se descubren en una taberna del averno.
Seis ángeles corren desnudos por New York.
Siete pensamientos a la hora del insomnio.
Ocho gatos persiguen a un ratón de trapo.
Nueve soldados se suicidan por amor.

Una mujer perdida en el horizonte.
Dos trozos de metralla en el corazón.
Tres recuerdos guardados en sobres de oro.
Cuatro estatuas de los dioses que fuimos.

Cinco momentos de gloria para el perdedor.
Seis libros donde nadie escribió nada.
Siete formas de decir "te quiero".
Ocho maneras de decir lo contrario.
Nueve veces copiarás lo que has leído.

En definitiva...
Un tren, dos astronautas, tres jarabes,
cuatro días, cinco curas, seis ángeles,
siete pensamientos, ocho gatos y nueve soldados.

Una mujer perdida, dos trozos de metralla,
tres recuerdos, cuatro estatuas, cinco momentos de gloria,
seis libros, siete "te quiero", ocho "te odio"
y nueve copias.

A todo esto, ya no sé
qué quería poner aquí.

Óscar Gómez


DIOSA

Tú sentada allí
como estatua inmaculada.
En un jardín de rosas,
azahar, verbena y, cómo no, jazmín.
Me arrodillo ante ti
y veo surcar tus mejillas
a una lágrima por mí.
Mas la vida ya pierdo,
eres mi diosa
y cerca no te tengo.
He roto cadenas de acero
sólo por estar junto a ti.
He desafiado a los siete mares.
He vencido vientos
y herido en la batalla
he vencido.
Derramando mi sangre por ti
y por mi patria,
reina mía y amada,
seamos fuertes como las montañas
y derrotemos al guardián de la distancia,
reina mía y amada.
Aun así, la vida yo pierdo,
eres mi diosa
y cerca no te tengo.

Iván López


CLXXXVII

Para siempre,
porque eres un sueño hermoso,
porque toda mi vida es tuya.
Para siempre,
porque contigo todo es nuevo,
porque por ti todo merece la pena.
Para siempre,
aunque seas sólo un recuerdo
aunque el sueño sea imposible.
Para siempre,
aunque camine por un erial,
aunque equivoque mi ruta.
Para siempre,
por siempre,
desde siempre.

Nauta


ESTADO PERSONAL

Estoy muerto,
sólo soy la sombra de unos pasos,
sólo soy el tenue brillo de una anciana lámpara
que alumbra rescoldos olvidados
de decrépitos matrimonios.

Estoy solo,
sólo soy el gris susurro de la noche
perdida en el recuerdo,
sólo soy risas no muy claras
de vírgenes adolescentes.

Estoy humano,
en ese estado en que las cosas se dividen
y perplejas miran desde su ataúd
de cementerio elevado.

Estoy, sí,
pero a veces vivo
para confesar que estoy a veces
y que no soy sino aquello que creo estar.

Nacho Giménez


ALQUIMIA DE PLACER

Alquimia de tu cuerpo
que me arrastra a la locura.
Gotas de placer que resbalan
por las curvas de tu piel.
Tu boca es el nicho
oscuro de tu deseo.
Mis manos como las ramas
de un impetuoso ciprés
se enredan en tu pelo.
Mientras mi voluntad zozobra
ante la profundidad de tu mirada.
Alquimia de tu cuerpo
que me arrastra a la locura.

Sonia Tolosana


YA TE VAS

Aguanieve en el castillo
de ilusiones que no cuajan,
noches con sabor a té,
sonrisas desafinadas...

Sentimientos se disuelven
van dejando hueca el ánima,
jinetes en la tormenta,
rutina sobre la almohada...

Dejas un sabor agrio
anudado en la garganta,
un Pinocho de madera,
algunas flores de plata...

Txaby


REDENCIÓN

Desde la Gascuña hasta los Urales
venceré miles de batallas
rompiendo corazones de piedra,
ganando espadas de plata,
trovando por amores imposbles.

He recorrido extensos bosques
en sueños que no existen,
sólo por llegar a ti,
pero siempre estás lejos
y la muerte tan cerca,
que cuando mis lágrimas caen
veo el reflejo de un caballero
que corteja a la luna.

Ahora el tiempo es una hoguera
que quema el tiempo lentamente.
Cada batalla es una prueba de fe,
pero no conseguí la salvación.
Ahora me arrepiento bajo un cielo de estrellas
del día que besé el rostro de Dios.
Por qué me has abandonado.

Me he rebelado contra las estatuas
de vírgenes sin vida y héroes olvidados.
He cosechado legiones de estigmas
por cada batalla que no gané en tu nombre,
y el tiempo se me antoja
como un reino olvidado,
donde perdí mi corazón.

Mi alma clama al cielo justicia
por los pasos que di en falso.
Anhelo beber del viento
el consuelo de tu perdón.

Iván López y Óscar Gómez


DECLARACIÓN DE INTENCIONES

No soy un intrépido guerrero
que por ti luche hasta no poder más.
No clavaré mi espada ni mi estandarte
para que otros cante por mí.
No mataré dragones por ti.
Nunca podré volver a ponerme esa armadura
con la que nunca seré el hombre que esperas.
No partiré con mi corcel al alba.
Sin razón, cobarde me llamarán algunos.
No amasaré fortuna en la conquista,
sino llegando directo a tu corazón.
Sólo soy un humilde juglar
que canta a la luna en tu honor.
Seré el poeta de las causas perdidas
y pondré mi ingenio y mis versos
a tu entera disposición, amada mía.
Bajo las estrellas proclamo mi compromiso
y como un preciado tesoro cuidaré de nuestro amor.
Nunca más tendré miedo al destino
sabiendo que estaremos juntos para siempre
hasta que la muerte nos separe.

Emilio Gómez


CCCVI

Quiero escuchar el silencio
que me susurran tus manos
cuando nos tenemos cerca;
escuchar en el silencio
todo lo que no me dices
porque ya no es necesario.
Quiero aprender el lenguaje
que hablan tus ojos castaños
cuando me miras de ese modo;
y así leer en el aire
las palabras tan calladas
que no pronuncian tus labios.

Nauta


CRUZ DEL NORTE

Cabalgo errante entre la niebla.
Sólo me queda mi fe.
Herida, mi alma llora.
Cruz del Norte, hasta ti cabalgaré.
Sueños que posee un hombre,
noches verán despertar.
Mi cruzada hoy es gloriosa
por mi meta conquistar.
Cruz del Norte, te suplico
que de mí tengas piedad,
te he buscado tanto tiempo
que mi vida perdí ya.
Por los años que me quedan
vengo hasta a ti implorar
que me conserver la vida
pues aún debo luchar.
Tierras que susurran muerte,
refugio de la maldad,
caballeros con su vida
intentaron conquistar.
Cierzo, acúname en tu regazo,
ausente está mi alma ya.
Vengo hasta ti, Cruz del Norte,
por mis sueños conquistar.

Iván López


SUSPENSO

Los secretos de la Luna
te saludan al pasar,
sueños de algodón de azúcar
con agua sobre el cristal.

Cambiando el alma de muda
hoy viste blanco azar,
y las medias de las dudas
pintadas color de jazz.

De las miradas ninguna
se aleja del mueble bar,
otra vez licenciatura
en insomnio sin aprobar.

Txaby


ADIÓS

Llegan ya las frías aguas
del río que nos envuelve;
llegan buscando una vida
y saberlo te entristece.

No me queda más regreso;
mis pasos ya son endebles
y mi voz se va apagando
mientras fluye el tiempo breve.

Mi mirada se clausura
mis palabras enmudecen;
ya mis piernas se doblegan
y mi razón enloquece.

Pero tú, siempre conmigo
con cariño me proteges
y del frío y la penumbra
tus caricias me defienden.

Siento que estás a mi lado
que tu fiel calor me ofreces.
Siento que llega el final
y que tengo que perderte.

Nunca borres tus pisadas
que en la senda se mantienen.
Nunca enfríes ese tacto
que mis dedos ahora pierden.

No te derrumbes vencida
cuando en tierra yazca inerte.
No llores sobre el silencio
que te arropa mientras duermes.

Nuestro adiós no será eterno
pues la vida nunca muere.
Seré tu ángel guardián
y estaré contigo siempre.

Christian Glaría


CDLXXXII

Si las palabras no nos sirven,
olvidemos las letras
porque no tienen sentido.
Si no podemos vernos
como de verdad somos,
cerremos los ojos un instante.
Si hay tantos miedos
que nos atan las manos,
confiemos en las miradas
y busquemos el silencio,
transparente y sin nudos,
donde podemos encontrarnos.

Nauta


CADÁVER EXQUISITO III

Inauguro un nuevo cementerio debajo de mi cama.
Tras las huellas del viajero errante
sonríen mil lunas ocultas en el caos.
En cada capullo siempre hay una mariposa.
Es tiempo para olvidar lo que dejamos atrás.
Antes de que pase la vez,
escribiremos un vacío con contenidos.
Condescendiente el mar de tu risa
me devuelve la alegría de vivir.
Un escarabajo en el segundo escaque
cierra los ojos por una vez
y juega de nuevo a ser pequeño.
Una palabra más y todos descansaremos.

El Navegante de la Pluma


Primera parte - Segunda parte - Índice

 

 

 

Si necesitas algo, puedes contactar con nosotros a través de nuestro correo electrónico.